MANTECAS, EXTRACTOS Y OTROS INGREDIENTES

La manteca de Karité es la manteca vegetal preferida por las madres africanas como producto cosmético y terapéutico para toda la familia. Es un excelente regenerador celular natural que previene el envejecimiento de la piel y ofrece protección al cabello. Es hidratante y nutritiva. Gracias a sus propiedades humectantes y emolientes, protege la piel de las agresiones ambientales, retiene la humedad evitando la deshidratación de la piel, y aporta flexibilidad y elasticidad. Gran capacidad cicatrizante, ideal para reducir arrugas y estrías. Posee también propiedades antinflamatorias, efectiva para rojeces, eccemas y roces.

El ácido hialuronico es una sustancia que se encuentra en la piel, pero con el paso de los años se va reduciendo su producción natural. El ácido hialurónico en las cremas tiene el objetivo de ayudar a ralentizar el envejecimiento de la piel. Mantiene la piel firme y elástica, además de favorecer la producción de colágeno. Una de sus principales funciones es la de retener el agua en la matriz intercelular del tejido conectivo, por esta razón es uno de los agentes hidratantes más eficaces que hay. El ácido hialuronico de nuestras cremas es de procedencia vegetal, es producido a base de fermentación d peptona de trigo, extracto de levadura y glucosa.

La centella asiática contribuye a potenciar la producción de colágeno (la proteína que interviene en la piel, en las articulaciones, los huesos y los músculos). Aporta firmeza a los tejidos y detiene la flacidez. Contribuye a reparar la piel dañada. Es antinflamatorio y cicatrizante. Los triterpenos de la centella asiática también son los componentes activos de mayor beneficio para el cuidado del cabello, fortalecimiento y su crecimiento.

Potente antiinflamatorio, cicatrizante, hidratante y regenerador de tejidos.

Desintoxicante, antiinflamatoria, calmante, antibiótica, desinfectante, cicatrizante. Favorece la regulación del sebo y permite que la zona esté más seca evitando la proliferación de bacterias causantes del mal olor.

Posee una excelente acción calmante en la piel, excelente para la deshidratación de la piel, gracias a sus mucilagos suavizan la piel y tiene un efecto limpiador ya que favorece en la eliminación las células muertas.

Las semillas de chía contienen ácidos grasos omega 3. Ayudan a combatir el acné, las arrugas y mantienen la piel muy suave, gracias a la alta concentración de sus mucílagos. Ayuda a reducir la inflamación y a mantener la piel limpia.

Flores secas que favorecen el exfoliado de la piel y otorgan al producto tanto su especial aroma como sus propiedades calmantes